La cultura desde una mirada sociológica

DEFINIENDO CULTURA DESDE LA SOCIOLOGÍA





La cultura es de una de las propiedades que más diferencia a las personas como especie animal, con muy pocas excepciones. El concepto de cultura y ha protagonizado y protagoniza un ámbito de ferviente debate en el seno de las ciencias sociales. En gran parte, esto se debe a la plasticidad y los distintos significados del término, que además ha ido evolucionando con el paso del tiempo, dando lugar a nuevos conceptos derivados, como el de batalla o guerra cultural. De esta manera, el significado de cultura puede hacer referencia al ámbito de las expresiones o manifestaciones artísticas, es decir, el arte. Por otro lado, existen otras acepciones o significados, por ejemplo, cuando se utiliza para describir un grupo poblacional externo o concreto: la cultura indígena, la cultura española, la cultura catalana, etc. Esto no acaba aquí e incluso se utiliza el término cultura para hacer alusión directa al ámbito del saber y el conocimiento. Así, alguien que posee conocimientos o saberes se le denomina una persona culta o que posee cultura. No obstante, la definición de cultura más universalmente es la tratada en sociología. Una aproximación al término que define la cultura como un conjunto de conocimientos que posee una determinada sociedad incluyendo artes, ciencias sociales, ciencias exactas, filosofía… los cuales junto a las normas y valores conforman una cosmovisión única. Es decir, la manera particular que posee esa sociedad de enfrentarse a las cuestiones generales del conocimiento, de su presente y de su futuro como comunidad. De este modo, a través de la definición presentada se puede argumentar que la cultura es un elemento dinámico, pues las normas, los valores y los saberes cambian al igual que cambian las sociedades y, no solo esto, sino que también se transmiten de generación en generación. Así pues, la transmisión de saberes, normas y valores se lleva a cabo través de instituciones sociales como la iglesia, la escuela, las empresas, los medios de comunicación o la familia, por nombrar algunos ejemplos. No obstante, la transmisión cultural no es exclusiva de las instituciones y también se produce a través de las relaciones y dinámicas sociales en general. Por tanto, los canales de transmisión culturales son muy importantes para entender el tipo de valores, normas y saberes que se están transmitiendo en una sociedad y que acaban dotándola de una cultura muy concreta. Estos canales han cambiado a lo largo de los siglos. En la época antigua, la transmisión oral en persona y el acceso a textos escritos eran los más utilizados. No obstante, en la actualidad, con el surgimiento de los medios de comunicación de masas y, más recientemente las redes sociales, la magnitud y el dinamismo de los canales de transmisión culturales ha generado un paradigma comunicativo totalmente diferente. Asimismo, unas de las dimensiones más importantes dentro de la cultura son los tipos de discursos o los relatos que se explican, debaten y contraargumentan en el seno de una sociedad. En realidad, la hegemonía por los discursos es algo fundamental para entender el concepto de guerra cultural, pues quien consiga anteponer su discurso al de los demás conseguirá situar por encima su manera de ver el mundo, sus saberes, sus normas y sus valores, ejerciendo un poder sutil e imperceptible que acaba asentándose como sentido común o statu quo. Si queréis seguir disfrutando de contenido relacionado con la sociología os invito a que me sigáis en las demás plataformas y redes sociales que tiene el canal Sociología Inquieta: -Blog de Sociología Inquieta con más de setenta artículos relacionados con las ciencias sociales: https://www.xn--sociologainquieta-kvb...



-La página de Facebook de Sociología Inquieta con artículos, videos e imágenes exclusivas: https://www.facebook.com/Sociolog%C3%...

-Spotify para escuchar los podcast de Sociología Inquieta: https://open.spotify.com/show/24ZhbHS...

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares