Psicología social: Los grupos sociales y su comportamiento

 

Psicología Social: la dinámica de grupos como ámbito de estudio

Fuente: Flickr

La dinámica de grupos es una disciplina que forma parte de la psicología social. Este ámbito de estudio se dedica analizar y comprender los grupos y la conducta que tenemos los individuos en el interior de los mismos,  centrándose también en las relaciones entre diferentes grupos.

Por tanto, la dinámica de grupos se preocupa por explicar el funcionamiento social de estos y proponer técnicas que ayuden a mejorar las problemáticas de los grupos sociales.

 

Como se forman los grupos según la psicología social

Basándonos en la dinámica de grupos se pueden resumir cuatro grandes motivos o causas que provocan que los individuos formen un grupo:

-En primer lugar, compartir un espacio físico: vivir en la misma ciudad, en el mismo barrio, en el mismo bloque de pisos, ir a la misma escuela… o también, frecuentar las mismas actividades sociales/culturales que otras personas: ir al campo de fútbol, a ciertos tipos de conciertos, a determinas movilizaciones sociales, etc.

-En segundo lugar, nos juntamos en grupos para satisfacer las necesidades tanto materiales (supervivencia) como afectivas (ya que somos animales sociales y nuestro bienestar general depende de ello).

-En tercer lugar, relacionado con la dimensión afectiva, necesitamos agruparnos para poder compartir, experimentar y desarrollar sentimientos como en los grupos de amigos y amigas.

-En cuarto lugar, un grupo puede formarse por el simple hecho de tener características semejantes con los demás, algo que nos hará identificarnos con ellos en una especie de empatía grupal: ser del mismo partido político, pensar de forma parecida o compartir profesión serían ejemplos claros de lo indicado.

 

La dinámica de grupos: elementos para comprender el dinamismo, los cambios y las problemáticas de las agrupaciones sociales

Los grupos no son invariables y al ser conformaciones sociales son dinámicos y están sometidos a un continuo cambio. La dinámica de grupos considera otros cuatro aspectos esenciales para entender el funcionamiento y vida de las agrupaciones sociales:

-En primer lugar, la evaluación; esta hace referencia a la valoración constante que un grupo realiza sobre los individuos que lo componen y viceversa. Siempre esperamos que los grupos nos satisfagan ciertas expectativas y, al contrario, si como individuos somos percibidos por los demás componentes del grupo como un agente desestabilizador se originarán reproches, represalias o incluso la expulsión de este.

-En segundo lugar, la cohesión; con este término se definen los sentimientos y vínculos que se forjan entre los integrantes del grupo. La cohesión varía según el grado de compromiso e implicación de los individuos.

-En tercer lugar, el cambio de rol; con el cual se hace referencia a como los grupos van transformándose y los individuos cambian de roles dentro de estos. Si los grupos no ofrecen a sus integrantes una satisfacción relativa se pueden producir replanteamientos internos en cuanto a la disposición de roles.

-En último lugar, el universo simbólico del grupo; concepto que describe los símbolos y significados compartidos por los individuos. Esto es algo esencial para la vida y funcionamiento del grupo. Ejemplos de símbolos y significados pueden ser: llevar la misma ropa, escuchar el mismo estilo de música, compartir vocabulario (expresiones/palabras) compartir mitos, rituales de fiesta, etc.

 
Video basado en el experimento social de Solomon Asch sobre la conformidad social ¿Te dejas influir por los demás o actúas por cuenta propia?


La figura del líder en la dinámica de grupo

De esta manera, a través de lo descrito en párrafos anteriores, podemos deducir que los grupos sociales no son simples agregados de individuos, sino que las relaciones que se producen en el seno de los grupos tienen su propio dinamismo.

Los elementos como el estatus, el rol, la comunicación…generan la estructura del grupo, le dan forma y vida.

Así pues, los grupos son una estructura que surge a través de las relaciones sociales que conforman estos colectivos y que generan un reparto de los diferentes estatus y roles.

En todos los grupos se dan diversos roles, algunos de estos condicionan notablemente la vida dentro de los mismos. El más influyente en ese aspecto es el rol de líder.

Uno de los elementos esenciales para identificar al líder del grupo es la influencia que es capaz de ejercer sobre los demás componentes, sobre todo en sus actividades.

La relación que tiene el líder con el grupo es compleja y variante, una relación que se construye de manera pausada y donde el líder tiene que asegurar que se cumplan ciertos objetivos para el colectivo. A cambio, este se ve reforzado con más estatus, poder, prestigio o estima por el propio grupo.


Hitler fue un ejemplo de líder autoritario y cruel, culpable directo de millones de muertes en el Holocausto y la Segunda Guerra Mundial. En la película El Gran Dictador, Charles Chaplin parodia a Hitler. No obstante, en este film, Chaplin da uno de los discursos más famosos de la historia del cine y nos refleja de manera fabulosa una antítesis de Hitler. Es decir, un discurso característico de un líder democrático y pacífico, todo lo contrario a lo que era el dictador alemán.

Existen diversas clasificaciones de tipos de líder, en el estudio de la dinámica de grupos podemos distinguir tres:

-El líder autoritario: Este tipo de líder toma las decisiones en nombre de todo el grupo, pero a través de su punto de vista individual, sin tener en cuenta la opinión de los demás y sin dejar que tomen la iniciativa. Con este tipo de líderes en los grupos suelen primar comportamientos más hostiles y agresivos.

-El líder Liberal o laissez-faire: Le da información al grupo cuando se la piden. Deja libertad dentro del grupo. Los grupos con este tipo de liderazgo se caracterizan por una interacción en ocasiones menor, al igual que una organización difusa y poco esfuerzo en el trabajo.

-El líder democrático: El ambiente que hay en estos grupos es comunicativo. El líder sigue un criterio igualitario y recompensa el esfuerzo. El aprendizaje es mutuo, con más interés y en muchas ocasiones el propio líder cede o delega algunas de sus funciones.

Simplificando mucho la reflexión, podemos apuntar que la mayoría de las veces, cuando los objetivos del grupo se consideran por encima de los individuales, se tiende asentar un líder autoritario. Sin embargo, al sentido contrario, cuando los objetivos personales están al mismo nivel o incluso se consideran más importantes que los del grupo, el líder tendrá una tendencia democrática.

 

Nelson Mandela es un ejemplo de líder democrático. Fuente: Wikipedia

La interrelación entre grupos

Los grupos cuando interaccionan entre ellos siguen sus propias normas, principios y mecanismos, los cuales, son diferentes de la conducta individual. En términos generales, cuando existe la interrelación entre dos grupos hay dos modelos que imperan: la cooperación o el conflicto.

Ejemplo de cooperación sería dos países que colaboran para hacer frente a una crisis, ya se económica, ambiental, sanitaria, etc.

Por otro lado, un ejemplo de conflicto entre grupos sería una guerra entre dos países o un conflicto bélico del mismo país (guerra civil).

El psicólogo social Muzafer Sherif y sus colaboradores realizaron un conocido experimento social denominado “la cueva de los ladrones” en 1954:

El experimento se llevó a cabo sin el conocimiento de los niños que participaban en él, pero con el consentimiento de los padres. En este, dos grupos de niños de unos once años acamparon uno cerca del otro sin que ninguno supiera la existencia del otro grupo.

De esta manera, transcurrido los primeros días, los grupos fueron eligiendo sus normas y líderes, llevándose a cabo un proceso de cohesión interna, donde cada uno se puso un nombre; los buitres y las serpientes respectivamente.

Luego de esto, se inició una segunda fase del experimento, donde se reveló la existencia del otro grupo y se iniciaron una serie de competiciones deportivas. A causa de esto, las relaciones internas de cada grupo cambiaron, se antepusieron otros roles y hubo cambios de líderes (posicionándose los más competitivos) para poder lograr vencer al otro grupo. Las tensiones generadas por las competiciones fueron en aumento hasta que se decidió pasar a la última fase del experimento y dejar esta segunda etapa atrás.

Por último, en la etapa de integración, se intentó promover relaciones entre los grupos en ambientes adecuados y propensos a través de actividades como; ir al cine juntos o compartir la misma mesa para comer.

Así pues, los grupos pasaron de tener una relación competitiva a una cooperativa. La hostilidad se redujo drásticamente hasta tal punto que surgieron buenas relaciones entre integrantes de los diferentes grupos.

 

La importancia de la dinámica de grupos: entender el conflicto

El conflicto entre los grupos surge por la percepción distinta que tienen de sus objetivos.

De esta manera, la competitividad es en la mayoría de casos el origen más frecuente de las disputas entre grupos. En este sentido, la teoría realista del conflicto nos indica que el origen de los conflictos se origina cuando dos grupos diferentes compiten por recursos materiales escasos e importantes.

De este modo, cuando los grupos se encuentran en una disputa con otros grupos se exige a sus componentes que demuestren lealtad, disciplina y que primen los intereses del grupo frente a los individuales. Es en estos contextos donde los líderes se hacen más fuertes y la diferencias entre grupos se acentúan. En muchas ocasiones los líderes políticos han llevado a sus naciones hacia conflictos bélicos para reafirmar su liderazgo o su posición de poder.

Imágenes de la Guerra de Irak que involucró a Estado Unidos e Irak. El país norteamericano inició el conflicto con el pretexto de que Irak poseía armas de destrucción masiva. En la actualidad, no se ha encontrado ninguna evidencia de esto, además, diversas investigaciones apuntan a que este pretexto inventado fue una estrategia estadounidense para hacerse con los recursos de petróleo del país asiático. Fuente: Wikipedia.

En definitiva, cuando aumenta exponencialmente la tensión, la agresividad y la competitividad, más negativa es la visión que se tiene del otro grupo. Por tanto, más alejado se estará de la cooperación y la convivencia pacífica.

Los conflictos bélicos están relacionados con este proceso descrito por la dinámica de grupos. Acontecimientos que se inician muchas veces por la competición entre distintos países con el fin de obtener la posesión de recursos. Esto origina en muchas ocasiones que se intente dominar al grupo que se visualiza como “competidor”, llegando incluso al asesinato o al intento de extermino de este.

Por tanto, esto demuestra la importancia de la Psicología Social y la investigación en la dinámica de grupos. Pues esta disciplina nos puede ayudar a encontrar los puntos de encuentro y las directrices básicas de cooperación humana, otorgándonos un conocimiento tan valioso que nos permita incluso saber como evitar un conflicto bélico de una manera pacífica.


-Si os ha gustado el artículo os invito a que me sigáis en Twitter del autor: Álvaro Soler Martínez.

Enlaces de interés:








Comentarios

  1. Enhorabuena por el contenido, muy bien expresado y de forma clara y concisa. Me gusta mucho tu blog :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares