Sociología de la educación: socialización y escuela

 


La escuela es uno de los lugares más importantes de la socialización de las personas. Es un espacio único donde se llevan a cabo diferentes procesos de transmisión de conocimientos, habilidades y actitudes.

La concepción de progreso actual indica que la cultura y la técnica (es decir nuestros saberes y conocimientos técnicos) siempre avanzan, se superan, y, por tanto, la escuela es el mejor instrumento para transmitirlos. Esta descripción, visualiza la escuela como una institución generadora de mano de obra necesaria para que la producción capitalista sea estable y mejore exponencialmente año tras año.

Sin embargo, la educación es mucho más y no solo se centra en la transmisión de saberes técnicos, ya que también forma parte vital de la reproducción social. Es decir, de perpetuar la estructura social y el orden social de una comunidad determinada.

 

La reproducción social o cultural

La sociedad y las instituciones que la componen reproducen y transmiten valores, conocimientos, representaciones y formas de comportamiento.

Los procesos por los cuales se intentan introducir estos rasgos en nuestros esquemas mentales es la socialización. En cierto modo, es una manera de control social, donde el entorno social nos construye como sujetos.


"Sería en verdad una actitud ingenua esperar que las clases dominantes desarrollasen una forma de educación que permitiese a las clases dominadas percibir las injusticias sociales en forma crítica" Paulo Freire


La Sociología divide la socialización en varias etapas: la socialización primaria, está más relacionada con las pautas de la niñez más temprana, teniendo un papel fundamental la familia. 

Por otra parte, la socialización secundaria está más relacionada con las pautas de la vida social y nos va enseñando los roles: conductas de las personas en un contexto determinado.

De este modo, el objetivo del proceso de socialización es que las propias personas se autocontrolen y hagan de sus propios “policías sociales”. Es decir, que interioricen las normas sociales de la comunidad donde van a desenvolverse y vivir.

 

La perspectiva de la sociología de la educación

La Sociología analiza la escuela como una institución con unas relaciones determinadas que están insertas dentro de una sociedad global. De esta forma, se puede analizar tanto el contexto interno y particular de la escuela como el contexto externo: economía, política, trabajo, estado, familia…

Para la Sociología, la educación no es un proceso individual al estilo griego de “alumno/semilla” “profesor/árbol”. Para esta ciencia social, la educación es un proceso de producción de individuos sociales, es decir de reproducción social.

De esta manera, la problemática de la educación no reside en los medios técnicos o la pedagogía. Lo que interesa a la Sociología son las relaciones de poder del campo educativo: ideologías, conductas de valores y relaciones sociales.

Interesa también la historización (como afectan el dinamismo y el cambio histórico a esta institución).

Por último, se presta una especial atención por parte de la Sociología a la escuela como filtro social que categoriza a los alumnos: niños y niñas "normales" o con "problemas". Estas categorías se encuentran ligadas a fenómenos como la exclusión o el rechazo por la inadaptación de los alumnos a las estructuras de la institución escolar.


Existen diferentes modelos, algunos priman la educación privada, otros la concertada y otros la pública: el poder político, económico y la historicidad juegan un papel fundamental en esto, la sociología pretende estudiarlo. Fuente del grafico:https://kaosenlared.net/espana-entre-los-paises-de-europa-con-menos-escuela-publica-y-mas-concertada/

En el caso español, la relación estrecha entre educación/iglesia católica proveniente del franquismo, junto con políticas que han priorizado la financiación de lo concertado frente a lo público, puede explicar en muy resumidas cuentas (se necesita de un análisis mucho más exhaustivo) el por que de sus estadísticas; un 68% de escolarización pública (muy debajo de la media europea 81%) y un sector concertado muy potente respecto a otro modelo de país europeo.



El gráfico representa el incremento del gasto en los diferentes tipos de educación desde 1992, tomando ese mismo año como base: 1992=100. | Para evitar distorsiones por la inflación, los datos se toman en euros constantes de 1992. 
Fuente: Ministerio de Educación y Formación Profesional, Estadísticas de la Educación https://www.newtral.es/celaa-y-las-cifras-que-estan-detras-de-la-educacion-concertada/20191122/


La eficacia de la socialización escolar

La socialización es un proceso que dura toda la vida, pero como se ha comentado antes, la etapa más importante donde las personas son más maleables cognitivamente es en la edad educativa, de ahí la importancia de la socialización escolar.

Los grupos deportivos, medios de comunicación, centros religiosos… son instituciones de socialización, pero solo la escuela y la familia ejercen su influencia con una autoridad absoluta, de ahí su importancia.

La autoridad en la familia se basa en las relaciones de afecto y dependencia y se garantiza a través del resto de la sociedad que da poder a los adultos frente a los jóvenes.

La autoridad en la escuela se lleva a cabo a través del rol de profesor/alumno, con una cesión por parte de la familia de esa autoridad y por el mismo marco social que como se ha nombrado antes, da poder a las personas adultas frente a los niños y adolescentes. Además, la propia institución escolar (arquitectura, directrices, discursos, normas, roles…) forman un dispositivo de poder que funciona hacia esta dirección (ejercer control sobre los alumnos y alumnas).

En la actualidad, existe un debilitamiento del poder de la escuela debido a la explosión de los medios de comunicación y las TIC. El poder en el proceso de socialización tiene mucho que ver con quien cuenta la realidad. La escuela antes no tenía rival en la socialización, ahora sí, y tiene que convivir con discursos de otros medios e instituciones.


Fuente: www.istockphoto.com

Esto puede suponer contextos negativos y positivos. Por un lado, muchos discursos anticientíficos, racistas, machistas, intolerantes tienen ahora la capacidad de llegar a los y las más jóvenes con un solo “click”. 

Por otro lado, también encontramos en las TIC una herramienta más potente que nunca de difusión de información e interacción, la cual rompe todas aquellas barreras físicas entre países y culturas, facilitando la comunicación global.

Cabe apuntar que la escuela parte en cierta medida con ventaja frente a organizaciones o instituciones que puedan propagar discursos de odio en los jóvenes. Pues la escuela no transmite solo conocimiento si no que es un lugar de experiencias vivido, donde todos y todas pasamos físicamente gran parte de nuestra infancia y adolescencia. Por tanto, la capacidad y las oportunidades de transmitirnos valores y combatir los discursos intolerantes son diarias (y necesarias en estos tiempos).


La escuela como herramienta para lograr la igualdad y la tolerancia. Fuente: https://pixabay.com/es/illustrations/search/myanmar/


Es necesario apuntar en esta reflexión la importancia de la escuela como herramienta de igualdad social. Como un espacio potenciador de la tolerancia y la convivencia. La escuela, como toda institución, se ve afectada y sometida a los poderes sociales de la sociedad donde se desenvuelve. En España y en muchos otros países del globo han florecido en los últimos años discursos anticientíficos, racistas, antifeministas y clasistas provenientes de los partidos de ultraderecha (los cuales están teniendo un auge en esta última década de crisis capitalistas).

De esta manera, no se me ocurre mejor forma de combatir estos discursos que a través de la educación; charlas, formación, asignaturas… tanto para alumnos y alumnas como para familias y equipo docente. Las ciencias sociales, la ética, el ecologismo, el feminismo y el método científico, son herramientas fundamentales para detectar y combatir los bulos y los discursos reaccionarios y, sobre todo, generar una ciudadanía tolerante y comprensiva que pueda afrontar los problemas venideros.


-Si os ha gustado el artículo os invito a que me sigáis en Twitter del autor

Enlaces de interés:

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares