Irracionalidad vs Racionalidad: La dualidad de la psique humana



La mente humana se ha considerado dentro de la dualidad racional/irracional desde épocas remotas, ya en la Antigua Grecia se hablaba de la razón como herramienta de iluminación frente a lo irracional, testigo que recogió la ilustración y, posteriormente, serviría cómo uno de los preceptos base de la ciencia moderna.

CARL SAGAN
La irracionalidad y sus connotaciones siempre han estado ligadas a lo instintivo, lo agresivo, lo incoherente y lo inexplicable. Carl Sagan, el famoso astrofísico y divulgador científico desgranó el tema de la irracionalidad humana en su obra El mundo y sus demonios. En ella se hace un repaso por distintas épocas donde lo irracional y el misticismo de la religión fueron protagonistas de grandes dosis de sufrimiento humano. En concreto, se hace referencia a diferentes sucesos relacionados con la iglesia católica y protestante, exponiendo como la inquisición o la caza de brujas de los calvinistas había ocasionado un comportamiento colectivo irracional, el cual, llevaba a cabo asesinatos y dosis de barbarie muy altas. 

En este caso, la irracionalidad de la especie humana mostró su cara más oscura. Además, nos alejaba de la realidad, las personas asesinadas no eran ni poseídos o brujas sino víctimas de una institución totalitaria con un discurso irracional e inmoral que justificaba el asesinato masivo. 

Asimismo,  Sagan  en su obra se apoya  en el poder de la ciencia para guiarnos por el camino de la verdad, entender mejor a nuestro semejantes, mejorar nuestra democracia y hacernos personas más críticas y justas.

ZYGMUNT BAUMAN
Pero si damos un giro conceptual, también podemos encontrar una dosis de maldad incluso mayor en la pura racionalidad. Ejemplo de como la racionalidad científico/técnica sin respaldo moral puede ser una verdadera calamidad es el Holocausto. El sociólogo Zygmunt Bauman en su libro Modernidad y Holocausto analiza como la racionalidad moderna apoyada en los preceptos de eficacia y eficiencia de la cadena de montaje y producción capitalista marcaron el camino para la solución final de Hitler.

¿Pero  y si os dijera que en la actualidad el conocimiento científico proveniente de campos cómo la psicología está siendo empleado para utilizar nuestra parte irracional con intenciones manipulativas? Tanto en el plano de la propaganda política, cómo en el ámbito publicitario se ha usado la dimensión mas irracional/inconsciente de nuestra psique con clara intencionalidad. En el caso de la política de masas se nos inocularon discursos inhumanos cómo el fascismo. 

Asimismo, en la publicidad actual, se pretende inculcar en nosotros y nosotras el deseo de comprar un producto transmitiendo un mensaje que relaciona intencionadamente nuestros instintos más inconscientes e irracionales con la simbología de anuncio. Me explico: si quisieras vender un perfume u otro producto cómo una prenda de ropa, lo racional sería describir el producto de manera objetiva (textura, olor, color, propiedades, características...). Sin embargo, los anuncios de perfume u otros productos en muchas ocasiones tienen tonos oníricos donde ni siquiera se presenta el producto y sus características, en cambio, se nos presentan escenas totalmente separadas del propio producto, representando en muchas ocasiones deseos primarios, pulsiones u otras dimensiones del inconsciente. 

A continuación os pido que reflexionéis sobre este anuncio de la marca de ropa Lacoste ¿Realmente nos están vendiendo una simple marca de ropa, o están dirigiéndose a nuestros instintos y pulsiones más inconscientes e irracionales?




Si os ha gustado el artículo os invito a que me sigáis en https://twitter.com/SOLER2911

Comentarios

Entradas populares