DIVERSIDAD FUNCIONAL Y MEDIO RURAL

SOCIOLOGÍA DE LA DISCAPACIDAD


LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN EL MEDIO RURAL

El medio rural presenta algunos condicionantes significativos que dificultan las condiciones de vida y acceso a los recursos de sus habitantes. Estas problemáticas tienen una primera dimensión territorial (dificultades de acceso por las características geográfica de la zona). Sin embargo, se puede indicar el agravamiento de esto problemas que presentan las características territoriales con otros fenómenos como la despoblación, la precariedad laboral, la escasez de servicios, la reducción de los lazos comunitarios, redes sociales y aislamiento generalizado. Todos estos fenómenos presentan un medio rural sumergido en un contexto de riesgo frente a la exclusión social (OED, 2017).

Asimismo, la situación y el bienestar de las personas con diversidad funcional consiste en una interacción entre la persona, su grado de funcionalidad y el entorno. Por tanto, además de las características personales, el mundo físico y el entorno social pueden ser un facilitador o un obstáculo para la integración de este colectivo (OMS, 2001). 

De esta manera, el medio rural puede presentarse como un entorno complicado para las personas con discapacidad, debido a sus problemáticas internas, del medio rural presenta barreras extra y un mayor riesgo de exclusión para este colectivo (OED, 2017).




Además, como las gráficas situadas arriba muestran, existe una correlación directa entre la cantidad de renta y el tipo de zona geográfica, mostrando que las rentas más bajas tanto en España como en la Unión Europea se posicionan en las zonas rurales.

De este modo, el factor territorial influye en las condiciones de vida de las personas, presentando fuertes desigualdades por zonas. No obstante, la variable discapacidad también es un factor detonante de exclusión social, como se observa en la siguiente gráfica sobre el riesgo de pobreza/exclusión:


En consecuencia, esta situación presenta un contexto de doble vulnerabilidad. Por un lado, las personas residentes en las zonas rurales presentan unas rentas más bajas. Por otro, el colectivo de personas discapacidad son un colectivo vulnerable de sufrir riesgo de pobreza.

LA INCLUSIÓN DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN EL MEDIO RURAL


El concepto de inclusión representa la otra cara de la moneda frente a la exclusión. En la actualidad europea existen dos grandes agentes que forman parte de este binomio exclusión/inclusión. 

Por un lado, la lógica capitalista y el mercado económico financiero (trabajo asalariado, mercantilización del trabajo humano, introduce una profunda factura social). Por otra parte, la figura del Estado de Bienestar (Lógica democrática). 

Es en el Estado de Bienestar donde se instalan las premisas ideológicas de igualdad e inclusión social apoyado en el estatus de ciudadanía. Así pues, a través de contradicciones y conflictos entre la lógica democrática y la lógica de mercado se originan los procesos de integración. (Laparra, Obradors, Pérez, Renes, Sarasa, Subirats y Trujillo, 2007).

En primer lugar, estas reivindicaciones surgen en el siglo XX a través de las exigencias y la lucha de la clase obrera. No obstante, en la actualidad, existen más colectivos que reivindican sus derechos de igualdad e inclusión en la sociedad (como las personas con diversidad funcional). 

Por otro lado, las administraciones públicas también han reconocido la existencia de más dimensiones a parte de la económica como causas de discriminación; el lugar de origen, la religión, el género o la discapacidad se presentan como variables de gran importancia y, para las cuales, se realizan proyectos de inclusión focalizados por parte de las instituciones públicas. (Laparra, Obradors, Pérez, Renes, Sarasa, Subirats y Trujillo, 2007).

Estas dimensiones de discriminación forman parte del entramado que afecta a la persona con diversidad en el medio rural. Así pues, uno de los problemas más acuciantes a los que tienen que hacer frente es la movilidad. Por un lado, se encuentran con problemas de acceso a servicios y recursos tanto públicos como privados.  Por otra parte, la imposibilidad de realizar actividades de ocio o recreativas que forman parte vital de la inserción en la comunidad y los lazos familiares. Además, estas disposiciones causan aislamiento, discriminación laboral y pobreza en muchos casos. 

No obstante, no sólo los problemas de movilidad y transporte causan la discriminación laboral y económica, existen otros factores como la educación y formación. En el ámbito de la educación los profesionales no tienen herramientas e información en muchos casos para hacer frente a la diversidad dentro de sus aulas. Esto a su vez se refuerza con la falta de dispositivos de apoyo. También, se tiene que tener en cuenta el tipo de tejido empresarial de las zonas rurales, el cual es de pequeño tamaño y en la mayoría de los casos no está informado ni sensibilizado para la inserción laboral de las personas con diversidad funcional. 

Por último, recalcar la importancia de la visibilidad de este colectivo. Concretamente en el medio rural carecen de información sobre programas, servicios o ayudas públicas y muchas veces son pocos y escasos, teniendo un vínculo directo con la permanencia de estereotipos negativos sobre los discapacitados en las zonas rurales (OED, 2017).

ACTUACIONES

En consecuencia, para hacer frente a estos problemas a lo largo de las últimas décadas se han ido concretando tres grandes bloques de actuación que han dado forma al modelo de integración e inclusión social, centrándose principalmente en:

-Los derechos políticos (participación política en los procesos políticos y democráticos).

-Los derechos económicos y sociales (protección e igualdad laboral).  

-La dimensión de los lazos sociales (protección frente a la discriminación familiar o la dificultades para la integración en la vida comunitaria por diferencias de etnia, religión, discapacidad, genero u otros elementos (Laparra, Obradors, Pérez, Renes, Sarasa, Subirats y Trujillo, 2007).

Si os ha gustado el artículo os invito a que me sigáis en https://twitter.com/SOLER2911

BIBLIOGRAFÍA


Juan Carlos Llano Ortiz. (2018). INFORME AROPE: EL ESTADO DE LA POBREZA SEGUIMIENTO DEL INDICADOR DE POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL EN ESPAÑA 2008-2017. EAPN ESPAÑA (European Anti Poverty Network). Madrid: Gestión y Servicios Resources, SL.

Miguel Laparra, Anna Obradors,Begoña Pérez, Manuel Pérez Yruela,Victor Renes, Sebastiá Sarasa, Joan Subirats y Manuel Trujillo. (2007). Una propuesta de consenso sobre el concepto de exclusión. Implicaciones metodológicas. Revista Española del Tercer Sector(nº 5).

Observatorio Estatal de la Discapacidad. (2017). Las personas con discapacidad residentes en el Medio Rutal: situación y propuestas de acción. Observatior Estatal de Discapacidad (OED), España.

Organización Mundial de la Salud. (2001). Clasificación Internacional del Funcionamiento de la Discapacidad y de la Salud.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares